Todo sobre las básculas de café

Tu café también pesa: Todo sobre las básculas de café

0 Shares
0
0
0

Sin duda, uno de los accesorios imprescindibles para un barista, también para casa, son las básculas de café.

¿Realmente son tan importantes? ¿Para qué sirven exactamente? ¿Y cuál comprar? Te respondo a estas tres preguntas en este artículo.

¿Para qué necesito una báscula de café?

Muy sencillo: para extraer cafés de forma consistente.

Durante la calibración del espresso, uno de los pasos ineludibles es saber qué dosis de café estamos poniendo en nuestro portafiltro. En base a este parámetro, y según cómo salga el café, sabremos si tenemos que ajustar la dosis, reduciéndola o aumentándola.

La báscula entra en este punto como un accesorio que nos permitirá controlar la dosis, pero también el ratio. De esta manera, primero podemos pesar la cantidad de café que echamos en la canasta del portafiltro (peso seco) y, segundo, podemos luego pesar la cantidad de líquido en taza (peso líquido).

Mucha gente simplemente se fía de la capacidad para la que está diseñada un filtro, así que lo llenan y más o menos se hacen a la idea de cuánto café han puesto en él, pero esta no es una forma fiable de medir la dosis, pues el volumen del café molido cambia mucho dependiendo de la variedad del grano, de su tueste y, por supuesto, de la molienda.

Así que la única manera de asegurarnos que ponemos en el filtro la misma dosis de café, de forma consistente, es pesándolo.

No solo la dosis, también el tiempo de extracción

Ojo, porque una báscula de café no solo sirve para pesar la dosis, sino que también puede servir para medir el tiempo de extracción. Y es que algunas básculas llevan también la función de cronómetro.

Habrá quien piense que esto se puede hacer con el móvil, y tiene razón. Pero el hecho de tenerlo integrado en la báscula facilita el flujo de trabajo y te ahorra el tener que usar el móvil mientras estás preparando el café.

Además, muchas básculas de café (sobre todo las más caras) tienen una función muy práctica y útil: activan automáticamente el cronómetro en cuanto empieza a caer líquido en la taza. De esta forma la precisión al calcular el tiempo de extracción es máxima.

Otra función de una báscula de café es la de contar el tiempo de extracción

¿Por qué no una simple báscula de cocina?

Otra duda razonable es si una báscula de cocina puede hacer las mismas funciones, y mi respuesta es que depende. Y es que básculas de cocina hay muchas: las hay muy buenas y también muy básicas.

Lo importante para pesar el café es la precisión: a veces la diferencia entre un buen espresso y un espresso mediocre va de unos pocos granos de café. Las básculas de café -las buenas, al menos- son tan precisas que son capaces de medir el peso de un solo grano de café (generalmente, un grano de café pesa 0,1 o 0,2 gramos).

Si tu báscula de cocina tiene esa precisión, pues adelante con ella. Sin embargo, la mayoría de básculas de cocina, incluso las mejores, suelen tener una precisión de tan solo 1 gramo, así que para calibrar espresso no nos sirven.

¿De qué dos formas se puede pesar la dosis para nuestro café?

De las siguientes dos formas:

  • Dejas la tolva del molinillo siempre vacía. Coges una cuchara medidora, vaso o recipiente, lo taras encima de la báscula y echas granos de café hasta alcanzar la dosis deseada. Echas esos granos a la tolva y pones en funcionamiento el molinillo hasta que se muelan todos los granos. De esta manera te aseguras de estar echando en el portafiltro la dosis que has pesado.
  • Llenas la tolva del molinillo con los granos de café, y lo que taras en la báscula es directamente el portafiltros con el filtro insertado. Luego, al moler, vas parando y vas pesándolo en la báscula, hasta que en el filtro haya la cantidad deseada.

Sin duda, la primera es mucho más cómoda, y también mucho más precisa. Y hacerlo de la primera manera también preserva mejor los granos de café, pues se mantienen más frescos en su bolsa con cierre hermético que expuestos a la humedad ambiental y/o al calor generado por el molinillo.

Básculas de café recomendadas

Hay quien dice que no es necesario gastarse mucho dinero en una báscula para café, y que es suficiente con que sea precisa y que tenga un temporizador. Probablemente tenga razón, pero yo soy de la opinión de que lo barato sale caro, y es mejor gastar siempre algo más de dinero, y más en un aparato que vamos a usar durante mucho tiempo.

Por eso, antes de comprar mi báscula de café estuve mirando y remirando opciones, pero al final llegué la conclusión que lo mejor era gastar algo más e invertir en un buen modelo. Acabé comprando la báscula Black Mirror de TimeMore, considerada por muchos como la mejor báscula de café del mercado.

Cosas geniales de la báscula TimeMore en todo el tiempo que la llevo usando:

  • Alta precisión: capaz de pesar con intervalos de 0,1 gramos (máximo de 2 Kg).
  • Batería recargable mediante cable USB-C, con una autonomía altísima que dura meses.
  • Precioso diseño minimalista, si bien hubiese sido perfecta con un tamaño ligeramente más reducido.
  • Cronómetro integrado con activación automática en cuanto la báscula detecta un cambio de peso. También tiene cronómetro con activación manual, si lo prefieres.
  • Alfombrilla por si quieres poner encima una cafetera de filtro V60.

Además, la puedes comprar en colores blanco o negro. En ambos, la TimeMore es de las básculas de café “caras”, pero a decir verdad, tampoco es tan cara; simplemente cuesta el doble que la mayoría de básculas chinas que se venden en Amazon.

Otra báscula muy conocida y popular es la Hario V60. Básicamente es igual en cuanto a funciones, con una precisión de intervalos de 0,1 gramos, un peso máximo de 2 Kg y temporizador automatizado. Sin embargo, funciona con pilas AA, así que en este sentido es peor. Y su diseño también es más simple. Su superficie es también más grande, pues está pensada para usar con la cafetera V60 de Hario.

Hario V60 VST-2000B VST2000B-Balanza, Color Negro
Hario V60 VST-2000B VST2000B-Balanza, Color Negro
Precisión de 0,1 gramos; Fácil e intuitiva; Funciona con dos pilas AAA (Incluidas); El temporizador te permitirá controlar los tiempos de filtrado
60,40 EUR Amazon Prime

Otra balanza de café muy popular en el mundillo barista es la Brewista Smart Scale II. Este modelo ni siquiera está disponible en Amazon España, pero seguramente lo puedas comprar en tiendas de café de especialidad.

Sus funciones son muy similares a las dos anteriores, y al igual que la TimeMore tiene batería recargable, pero es mediante el antiguo USB y su diseño es menos atractivo y moderno. En conjunto, la TimeMore es más recomendable, y además más barata.

Mucho más cara es otra opción premium, también muy popular en el mundo barista: la Acaia Pearl. Pero, francamente, su precio es una sobrada y me parece del todo injustificado. Nuevamente, mi recomendación en todos los sentidos posibles va para la TimeMore Black Mirror, una balanza de calidad que me ha funcionado fantásticamente bien en todo el tiempo que la llevo usando.

Resumiendo: lo que hemos visto en este artículo

  • Las básculas de café no son obligatorias, pero sí altamente recomendables para la calibración y elaboración del espresso, sobre todo si quieres resultados consistentes a diario.
  • Ya que la compras, cómprala con función de temporizador automático, función muy práctica que te servirá también para controlar el tiempo de extracción.
  • De entre todas las básculas de café, seguramente la mejor en relación calidad-precio sea la TimeMore Black Mirror. Esta es la báscula que llevo usando desde hace tiempo y funciona de escándalo para lo que se la necesita. Y además tiene un diseño precioso.

0 Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *